Mares profundos

Como la luz de una estrella que muere, como gota de rocío que se evapora, así tu ausencia a mi alma hiere, es cierto que pierde es quién se enamora, y yo de ti me enamoré así que soy quien pierde ahora.

Te quedaste dentro de mí eras la pieza que faltaba, del ajedrez de la vida yo fui tu mejor jugada. Tantos planes sin cumplir de una vida junto a ti, ese era el plan: SER FELIZ siendo madre me imaginaba, por eso de todo daba, ahorraba, pero ya no estás aquí y solo contigo funcionaba.

Juntos experimentamos tormentas de emociones, un universo de momentos que quedarán entre renglones, sonrisas, alegrías, entre tantas fotografías que tomamos juntos, quedarán esos recuerdos por siempre serán difuntos, cuando tu me prometías el cielo y las estrellas me sentía más bella, cual doncella caminando junto a su rey sin coronas pero hoy me abandonas, mi mundo se desmorona.

Me pregunto que pasó, si todo acabó por la monotonía o por tantas cosas que quisiste decirme y omitías, pero “eras mía” decías, me pregunto si el peso de la costumbre pudo más que el de tu amor, o te ganó el rencor, el dolor, ¿No hay perdón? ¿Será que veías malas todas mis actitudes? O ¿Empezaste a ver defectos en lo que antes eran virtudes?, ya no vale preguntarse pues no creo que eso me ayude.

¿Recuerdas la noche que sentados junto al mar, observamos las estrellas y reímos sin parar? Las veces que sin un peso salíamos a caminar y solo bastabamos tu y yo para el momento disfrutar.

Hoy es triste despertar sin ti, extraño hasta tus ronquidos, cosas pequeñas, dirás que son detalles sin sentido y si no has sentido lo que yo en cada latido, entenderás que para mi eran especiales porque los vivía contigo.

Como cuando el hermoso canino que llegó a nuestras vidas en un momento de dificultad nos ayudó a hallar la salida, es la verdad, ese lindo ser Oslo lleva por nombre, el siempre será mi hijo como tú fuiste mi hombre. Aunque intente olvidarlo todo fue muy especial que por más que pase el tiempo nunca se podrá borrar.

Luego llegó la pandemia, la vida no nos premia, declararon cuarentena, cerraron todo, pero de estar juntos siempre buscamos el modo, ni el virus maldito lo pudo impedir que yo estuviera junto a ti y hacerte sonreír, ¿Recuerdas quién te visito cuando el país entero cerró? así te invito a rememorar tantos obstáculos que pudimos superar tu y yo. No soy perfecta, tú menos, pero algo está muy claro: como nadie nos conocemos.

Después las mentiras llegaron, la desconfianza y la infidelidad, almas llenas de rencor ocultando la verdad marchitaron el sueño que por tanto tiempo construimos con empeño y entre esos aquel en el cual por siempre serias mi dueño.

Hoy quisiera que supieras que no puedo recomenzar, que aunque intente reemplazarte ya nada lo va a cambiar, ya eres parte de mi historia, indeleble en mi memoria.

La sangre en mis venas es negra sin ti,
La aurora sin tus ojos yo ahora la veo gris.
¿Cómo salir del limbo eterno donde me dejaste?
Hoy no puedo ni dormir, cuando te fuiste me arruinaste.

Te quedaste dentro de mí,
eras la pieza que faltaba,
Hoy ya no estás aquí aunque decías que me amabas.

Eras la arena y el azul de mi mar, eras el lindo sueño del cual nunca quise despertar, la vibrante melodia que no te cansas de escuchar, pero hoy como quien toca un violín me tengo que quedar.

Hoy perdí lo tengo que aceptar, todos dicen “sonríe, pronto lo vas a superar”, pero nadie entiende lo que tuvimos que pasar, tantos años vividos de alegrías y tristezas, tantos sueños trazados, vivíamos de las promesas de un futuro mejor, de ponernos en marcha, zarpé mi barco y te quería ahí, por ti solté mi ancla; por buscar un nuevo rumbo, pero sin ti no podré navegar, me varé en MARES PROFUNDOS.

MARES PROFUNDOS y no sé nadar, siento que me voy a ahogar, oigo latir mi corazón a mil por segundo, cada que trato de respirar más me hundo, ya no vale la intención está perdida la partida, mientras asimilo que no hay otra salida más que renunciar, me dejaste sin salvavidas.

Se acabó la espera ¿y ahora qué? Ahora nada… Solo quería que lo supieras.

Related Articles

Responses