Mar de infinitas aguas

Bella mujer, que Dios bendiga tus manos y tu piel, tus sueños y tus dolores, que te lleve con su mano poderosa y te diga lo que quieres escuchar, lo que quieras ver, especialmente que te de su amor, porque te mereces eso y más.
No debes creer en las debilidades mias, debes seguir persistiendo en tu libertad y alcanzarás la ley, el poder de la vida que se desarrollará en tu ser, con dolor y con amor, con tu paciencia y tu bondad habrás de hallar la felicidad.

Related Articles

Debes escuchar Para escapar Del peligro de ignorar Debes sufrir Debes luchar Para gritar Libertad La esclavitud del hombre Es la calamidad Del ser ¿Acaso…

Responses