MAMÁ ESTRENÓ VIDA

Cuando estoy en paz,
No importa si no cantan las aves
ni arrullos tiene el mar
ni luz en las estrellas
ni niebla en mi ventana,
la paz está ahí, sin condición
como si tuviera de nuevo
las manos de mi madre
entre las mías.
 
Cuando estoy en guerra,
Porque la vida es dura,
Ella me trae sus historias
Luchando desde niña
En medio de cansancios y desvelos
Como una roca humilde
La flor en el desierto
¡Cómo cantó ese día
que fue a la eternidad!
 
Cuando me encuentro alegre y hablador
Recuerdo la alegría de su abrazo
Y de servir a todas las personas
Como si fueran hijos
Me trae de nuevo esa alegría
Que ahora experimento
Cuando abrazo los míos
 
Cuando callado estoy
y pensativo, y triste,
Y ensimismado observo
los abismos del alma,
su oración me ilumina.
Por mí se arrodillaba
para pedir lo que yo no sabía pedir,
llorar lo que no sabía llorar.
 
Postrado estoy ante tu altar Señor
el tiempo es tuyo
Perdona que de nuevo
Me sienta como un niño
Ya no estoy extraviado
Porque tú me encontraste
Pero mi amor se ha ido.

Fue tan bella mi madre
Que naufragué en sus ojos
¿Cómo olvidar la voz que consolaba?
¿Cómo se olvida el agua, el sol, el aire puro?
¿Cómo olvidar que alguna vez,
ella y yo, fuimos una sola criatura entre tus manos?