Hombre malo ya no tiene corazón, pues de tan poquito usarlo en piedra se convirtió.