Criada en criadero
atrapada en un corral
con su cuerpo marcado
mirando la luna menguante
prometiendole a la vida
que nunca se va a quebrantar
por más que en el silencio
su mirada sea de cristal.