Antes de criticarme
Superame.
No seas
Un voyeurista de habilidades
En la lejanía
Con binoculares.
No me aseches
Desde tu tacho.
No seas un relincho
Un eco,
Un detractor
Sin argumentos.
En un mundo de dichos,
Sé un hecho.
No atestigües
Lo que no presenciaste.
No te vistas
De lo que nunca fuiste.
No rivalices
Con lo que no entiendes,
Ni rebasas.
Pero esto es mucho,
Una meta muy alta
Para un simple requecho.
Y todo su esqueleto
Cada vertebra son quejas
Invectivas sin inventiva
Y viejas pasas de uva
Y nunca me sobrepasas.
En un mundo de dichos
Soy un hecho.
Antes de difamarme
Hacete fama,
Y que no sea
Por replicar al observar
Ajenas creaciones
Y de sus mamarrachos
Formar tu techo.
En un mundo de talentos
Sos un desecho.
Un detractor
Sin logros propios.
De la vida, un oprobio
Del universo, un microbio.
Y de la ambrosía
Que me embebe
Tan solo el corcho
Que el suelo bese.
A los detractores
Todo los subleva
Y nada los eleva.
Carecen de alas
Y sueñan sus despegues.
Son los opositores
De lo irrefutable.
Jueces de lo subjetivo.
En un mundo
De realidades
Son ilusión desagradable.
Basura que no es
Reciclable.
Eso es un hecho inmutativo.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS