Los condenados

Quién miente la dama o la serpiente
O es algo de lo mismo, historia sin fin
Perdida en algún lugar del espacio tiempo
Sufre el corazón o el hombre
Que espera ver más que palabras marchitas
Por el tiempo ensimismado
La dama no se da cuenta, más cada vez
Se introduce más en su papel de serpiente
Ambas mienten.
El corazón escucha el lenguaje edulcorante
Queda ciego, cree vibra, sueña y siente
Luego ve la realidad quien sufre el corazón
Sufren ambos, los oídos y ojos del hombre
Portadores del mensaje quiebran al mísero
Órgano.
Sin dejar nada más, rastros de lo que
Alguna vez, intento con tanta fuerza ser
Ensarta de cáscaras vacías, sueños rotos
Almas al fuego como ingredientes en la cocina
De un demonio feliz.
El fin es el mismo para todos
Se va al infierno la dama y la serpiente
El corazón y el hombre que se quiebra
Por falsas palabras ilusionistas
Salidas de la boca de la serpiente que traiciona
Pobre ambos que de formas misteriosas
Lo han perdido todo sin haber salvado nada.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas