Locura y cordura

Me defraudaste, dijiste que no serías más un hijo del ardor, me irritaste cuando amenazaste, las ilusiones, destruirlas. Otro se contenta con retos y siente toda su alma reir y llorar a la misma causa, intocable.

Me siento como si me estuviera poseyendo la ignorancia, no me gusta cuando la gente se rie a mis espaldas, pero es normal, ¿normal? no es normal cuando todo es tu culpa y mereces un ser que te apoye en medio del juicio.

Related Articles

Responses