Lo que traigo aquí conmigo

Tristes días de penumbras,
he pasado en el olvido,
y un puñado de sueños muertos,
es lo que traigo aquí conmigo.

Un puñado de sueños muertos,
con su sangre como el vino,
un puñado de sueños muertos,
donde aún sueño contigo.

Tristes días de penumbras,
y mi sangre sin sentido,
tristes días de penumbras,
escuchando mis latidos.

1+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas