Lo que se llevó.

Eres como un racimo de flores,
Ardiente y brillantes,
Como aquellas perlas preciosas,
Inalcanzables y a veces cercanas,
Dejaste en mi una nube negra,
Borrosa y dolorosa,
Pero  orgullosa de ya no llorar más,
Ni recordar nuestros momentos vividos,
Tus recuerdos servirán para poder seguir avanzando,
Y no tropezar más en lo que llaman tristeza.

Related Articles

MEMORIAS

Hay momentos felices en nuestra infacia, momentos que quisiéramos, recordar, esos momentos que son olvidados, memorias perdidas se le han de llamar. Por ejemplo ahora…

Responses