Lo dulce de la muerte

La noche oscura está tan fría, todo se consume, miro mi alrededor y veo que todo desvanece, lo más Real que tengo es el humo del cigarro que alimenta mi corazón de hielo, recordando el amor que me dio aquella princesa, recordando su mirada tan cálida llena de pasión, aún recuerdo su risa, esa risa que acompaña mi noche melancólica, que destruye mi vida, desearía volver a verla, pero no se puede la sangre de su pecho esta en mis manos, su cuerpo tirado en la habitación, su alma volando y su último aliento, fue un te amo, como fue posible que esto llegara a su fin, cuando más anhelo su cuerpo, se escapa entre mis dedos, ya no puedo respirar, miro su dulce mirar, mientras pienso la amo más que a nada, dejando de luchar me voy en calma, el cigarro ya consumido ya no alimenta nada, mi corazón da sus últimos latidos adiós amor mío no llores esto es para mejor, mientras un disparo atraviesa mi corazón, esta agonía de Soledad me mata pero ella estará bien, la maté pero en su último momento me mató también, ahora nuestras almas se van juntas como el hilo rojo de nuestro amor. Ya no la veo ella se fue al cielo y yo entré llamas espero su regreso, el infierno me consume ya no hay escapatoria, debí besarla más antes de que todo acabara.

Solo le ruego a dios que su alma esté con el, que yo en el infierno me muero por besarla una última ves.

+6

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas