Hoy veo la nuturaleza dar un respiro, la brisa es más pura , más liviana y ya veo con claridad el atardecer, las hojas de los árboles brillan con el resplandor del sol y sus rayos penetrando la tierra dando vida a cada semilla y cada planta que nace, recibe un nuevo aire y se nutre de agua más limpia. Veo como el tiempo es más lento y siento también lo mucho que voy a estrañarte pero algo de que si estoy seguro es que aunque se tarde el tiempo, anhelo el día en poder abrazarte otra vez, en mirarte a los ojos y decirte sigamos el camino que una vez emprendimos juntos, sin detenernos, sin mirar atrás porque Dios en todo este tiempo preparo el camino y en el tenemos la esperanza de poder estar juntos.
Amor así veré contigo un nuevo atardecer, agarrados de la mano sentiremos la suave brisa y el sol resplandecer sobre nosotros, dando gracias a Dios por darnos una oportunidad de vivir en este mundo; crecer y formar un hogar y si mis palabras seran en vano mantendré firme mi amor por ti, pediré a Dios que nunca desmaye, solo que si me haras mucha falta y aunque solo sean pocos días no garantiza que el tiempo corra más rápido y todo pase. Mientras tanto confío en el.