-Hola
-Hola
Cierra los ojos,
imagina que,
aunque no estoy contigo,
Yo te desnudaré.

Si tenías una blusa,
ya te la quité,
y ahora con mi boca,
voy por el primer bretel.

Antes que el resto de tu ropa
en el piso esté,
avísame si paramos
y al instante lo haré.

Pensarte desnuda,
me hace enloquecer,
mis besos y caricias
en la pista de tu cuerpo aterrizaré.

Imagina que me sientes entrar,
y que me sientes correr,
entrar en tu casa
y correrte a abrazar.

El deseo se volvió un incendio,
imposible de apagar,
o eso creí hasta que dijiste,
-alto, viene él, debo colgar.

C L

0