Somos líneas paralelas, no podríamos estar juntos aunque tanto lo quisiera,
ondea una bandera, demostrando que hallaría paz en el camino que escogiera,
sólo me queda buscar afuera, para darme cuenta que ésta no será la vez primera
de encontrarte a ti soltera, y que me olvidaras, aunque yo te recordara mi vida entera

Te invité a que me conocieras, sería en noche buena, compartiendo la cena a luz de vela,
creí ser quien tú querías que fuera, pero tropecé al saber que fui alguien diferente a quien yo era,
no existía una palabra certera, que apuntase a mí direccionándome de nuevo a mi carretera,
sería una difícil primavera, con las flores atacándome y alimentando esta dulce quimera

Me dejaste atrás en la carrera, íbamos en pares y ahora no paras, eras tú quien no eras,
te llamabas a ti misma “guerrera”, por buscarme a mí, quien no tenía nada que te ofreciera,
quise hacer que te sorprendieras, al poderte dar todo aquello que tú pidieras,
al darte cuenta que yo no era un cualquiera, decidiste alejarte de estas líneas paralelas.