Soy ese libro viejo que leíste hace un tiempo,
Ese primer libro que te hizo sentir completo,
tal vez no el primero, pero si…
Aquel que amaste y leíste hasta el cansancio,
aquel que le tatuaste con tu mejor
caligrafia tu nombre.
Subrayaste con lápiz labial esa frase favorita.
Manchaste de chocolate y helado alguna de sus paginas,
Llenaste de migajas de sueños cada frase,
Te sabías de memoria cada curva de cada párrafo,
Cada fantasia de cada capítulo,
Y cada sonrisa entre cada oración.
Ese viejo libro donde
derramaste lágrimas con el final,
Pero de pronto…
Te aburres de la misma historia,
decides guardarlo en el cajón,
y empezar a leer otros libros…
Le pones una insignia de que será tu favorito.
Porque a pesar de todo,
lo guardas en tu corazón.
Soy ese libro viejo que regresas cuando
las cosas no salen como quieres.
Sabiendo que una u otra forma
ese libro viejo siempre te traerá…
esa sonrisa entre cada oración,
retocarás ese lápiz labial en tu frase favorita,
recordarás el día de la mancha de chocolate,
recordarás la memoria de cada curva de sus párrafos,
y terminarás derramando lágrimas con el final,
verás que es la misma historia,
y terminarás guardándolo de nuevo,
en un cajón.

0