Lejos

Quién vendrá
Quién querrá
Quién dirá
que no tuve la oportunidad
que rompe el fracaso

No pude verte
No pude oirte
No pude saber
que cuidabas del rocío
que iluminaba la recta

Y el vacío me acompaña
Y las lagrimas no me sacian
Y los dedos desgastan la luz
que gotea sobre las hojas de aquel libro
que nunca pudimos terminar de leer

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas