!Lava de Muerte!

Poema: Jhon Jairo Salinas

Queman las caras
para insinuar la muerte…
Tumban la bandera
para cubrir la yerba
con sangre
de corazones inocentes…

¡En gélidas y oscuras tumbas!
duermen en canto clamoroso de justicia los campesinos,
los obreros, los indígenas,
los niños, las mujeres…
Sí. Duermen entre laberintos
de yugos y yerbas mundanas…

Los verdugos destilan
la virilidad de la muerte;
grabando en lápidas
el desprecio
de sus necrófilas aberraciones.

En cortejos fúnebres…
Las interfectas manos de niños humildes,
en rostros fútiles
y cuerpos
vilmente cersenandos…
En óleos de divina justicia también serán recordados.

Rodará el sádico cráneo
sobre hambrientos gusanos cobrando justicia
en la enlutada sumisión perenne de fino sarcófago.

Llegarán rencores precoses
y venganzas silenciosas,
inoculadas en orgías
de la paz bendecida.

En actos masoquistas
llorarán a sus víctimas…
Ellos saben que son
culpables de haber asesinado.

¡Por favor!…¡por un segundo!… permítanos soñar
con un pájaro blanco,
con pecesitos de colores,
con la glamurosa gaviota en la playa,
con el sonido de la cascada,
con el árbol florecido,
con el arcoiris…

Por un instante déjennos
sentir el aire.
Que el viento sople
a nuestro favor.
También sentir por un instante
las gotas benditas de rocío sobre cuerpecillos humillados.

Déjennos llevar ramas
de olivos
a nuestros muertos.

No queremos que el cielo
se cierre en eternas tormentas de muerte…
¡Que los truenos
no devasten los aleteos
de mariposas monarcas!

¡Que la luz no calcine
nuestra inocencia!
¡Que la noche no se convierta en cenizas de muerte!

Las tormentas también
se estremecieron,
el sol se vistió de luto,
la luz también…
como el trueno
también pasó de luto
por el cementerio.

Acariciamos las últimas flores; ellas también nos estrañan.
Abrimos los ojos
para ver la lluvia,
para ver el trueno
de nuestro último adiós.

Ya los muertos de mi país duran poco…
Nadie los recuerda.
Ni siquiera
la muerte permanece… como un reloj de arena
…Ella también se desvanece
con el tiempo

Aquí la muerte se alinea
con los astros de la injusticia… Ahora los huesos son presos
de una historia secreta.

¡Ellos saben
a qué sabe la muerte!…
¡Ellos lo saben!
! Ellos… abonan las fosas con su lava de muerte!

Related Articles

Responses