Te las tienden con amor,
te las tienden con pavor,
las ves venir repentinamente,
las tomas innecesariamente.

Las besas y la veneras,
con el tiempo las estropeas,
las limpias y las ensucias,
las usas en mil astucias.

Las usas para trabajar,
te las miras al despertar,
las usas para aplaudir,
también para discutir.

Las chocas con ahínco,
también chocas las cinco,
torturan al ser humano,
y dan placer al mas ufano.

A veces sus callos perduran,
pero también te procuran,
a veces te cogen por sorpresa,
y otras veces te liberan de una presa.

¡ Mis manos, son mis manos !
Que haríamos sin ellas como humanos,

0