LACRIMOSA / TEDEUM

Adivinos inciertos que oyen el sonido del trueno.
Creen que pueden instaurar sus leyes tontas y oscuras.
Mas arriba se esconde el verdadero río, el infinito arroyo de agua viva.

Vano es buscar afuera del corazón, en las tinieblas del mundo.
Demasiados hijos solicitan ayuda.
Amado Señor, la rabia y la ira aparecen como el fuego.

Cruel universo, todo está bajo el poder de tus manos,
Dios y Padre, perdona el pensamiento.
Mares infinitos se agitan en el cielo.

Related Articles

Mar de Ira

Demasiados individuos oraban sollozando, temblaban en silencio, alabando la verdad eterna. Mientras afuera reían individuos, arriba lloraban, enojados, niños y ancianos, escuchando ruidos espeluznantes, siniestros.…

Responses