La Tortuga

Se le llama chiflado
Se siente apurado
Él no ve la prisa,
Ni será la presa

La carrera ganada
Los huevos guardados
Desde niño despacito
Por lo visto incontrovertido

No se mete en los picos inmensos
Sino su propio objetivo
Con un caparazón roto lucha los bichos
Protegiendo su corazón vivo

Por su cuenta vive su maravilla
No ha de probar su imponencia
Porque ya le admira su corazón vivo

Related Articles

Cuéntame

Cuéntame despacito todas esas cosas que sabes, Háblame poquito a poco ¡cuánto adoro escucharte! Siéntate a mi lado, yo te escucho embelesada que tu voz…

Responses