Que pena extrema las brujas de ahora,
Solo usan la escoba, siempre serviles,
Para barrer lo que ensucian hombres hostiles.
Las tiñen, las decoran, hasta las pierden.
Mas yo se que las escobas son para volar
Y danzar en la jaula, de las viejas concepciones
Brujas de ahora, eso no es libertad.
Una nueva ola, otra cara de la luna,
Hacer lo que el opresor quiere que hagas
También es dictadura.
Un liberalismo protocolado,
Un deseo ajeno hecho propio,
Una lagrima maquillada,
Y tanta linfa sanguínea desperdiciada,
También es complicidad.
También es, ser funcional,
A la leña de la hoguera
De la que las brujas de antes
No pudieron escapar.
La salvia de la mujer,
Mujer sabia,
Tantas hemos muerto para que tu cortes
La red de la merced;
Y retozas, arrojas glitter en los funerales
Y con la arcana escoba barres y borras
El sufragio de todas
Anteriores a ti
Bruja sin vuelo, sin memoria
Apuntando la daga a su hermana
Y jamas al que la aprisiona.
Tu revolución es verde,
Como un billete que se vende
Como la pus que siempre brota
En los quirofanos de la muerte
Allí donde el macho aun nos explota
Y barres rápido hasta que el ojo publico
No lo nota
Y no te importa porque esa sangre
No te toca.
De las viejas brujas
Eres la derrota.
Los athames se apuntan,
Solo a quien complota
Con el sistema que día a día
Nos succiona gota a gota
La salvia de la mujer…

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS