La ruptura


Tengo tanto amor, estoy tan lleno de el
que dejarlo ir y propagarlo al vacío será doloroso,
nunca el vacío sentirá tanto amor cómo el que pienso entregarle.

Cuando ya le haya entregado todo lo que tengo
cuando el vació sea el amor mismo,
le mostraré que siempre me quedó mas amor para darle.

Caminar solo a través de los lugares que planeé visitar contigo
el rio que nunca nos observó juntos y el barco donde nunca cenaremos
será el acto más irresponsable que haremos,
pués, no le daremos al mundo, un amor como el nunca se ha sentido.
El mundo no tiene dónde albergarlo,
ni siquiera el éter viajando a través del universo y mezclándose con el, podrá contenerlo.

Cómo dice Oliveiro en el lado oscuro del corazón: a veces una herida te recuerda que estás vivo,
y, vaya que lo estoy.
Hemos volado juntos…
¿qué más hace falta?

Esa ventana donde solía gritar que te amaba…
Las paredes se me van…
y me dejan solo en el amanecer gritando a través de la ventana, que aún te amo…
y agarrándome de ella para que no se marche.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas