Estar
En la cumbre del olvido
Entre el destierro del recuerdo
Y la gloria de lo transcurrido
(Entre lo muerto y lo vivo)
Estar al borde de la muerte,
Es también estar
En la cúspide de la vida.
Aunque la parca
A la par camina,
Y se posa como la roca ansiosa
Aguardando la caída.
Esperando los tropiezos
De los que no festejemos
Salir ilesos.
Y nuestras costillas
Como mortuorias arpas,
Tocarán canciones
Que no escuchemos.
Pese a eso, el punto mas elevado
Antes del atroz descenso
Antes del funesto descanso,
Es la cúspide de la vida.
Un punto tan izado
Donde allí la muerte
No nos siga los pasos
Por ella, inalcanzado.
En la colina de las almas
En la cumbre de los hombres
Tan alto que en el cielo
Lográsemos inscribir
El pundonor de nuestros nombres.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS