¡Ahí va ella!
La que esconde su belleza.
Aunque siquiera su alma lo note.
Tiente tintes de realeza.
¡Ahí va él!
Buscando su presa.
Aunque siquiera su alma lo note.
No encontrará a su frambuesa.
¡Ahí se dará su cruce!
El vulgarmente la alagará.
Ella quizás se ofenderá.
Seguirán sus rutas, buscando miel.
Que después de todo, será hiel…

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS