La mariposa y su jornada

La mariposa reposa
ahora sobre la roca
tras el continuo chocar
de sus alas contra el aire.
Bellísima flor de bien,
que ayuda a las otras flores
del suelo y los árboles.
Antes que el sol se lo robe,
el agua del rocío bebe.
Por fin reanuda el vuelo
a través del sendero
y sobrevolando el río,
completamente asombrada
por las lejanas montañas.
Se sabe afortunada
de haber sido invitada
a ser parte de esta casa.
Mirando a la bella dama,
se relaja y descansa.

1+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas