Cuando aún no había crecido el primer lirio en la amarga y seca tierra, ya se hacía en el cielo dos cuerpos celestes tan diferentes pero tan gallardos, y es que aun siendo tan divergentes hacían el perfecto finito de un eclipse que aunque fuese algo erróneo e imperfecto ambos cuerpos se amaban con locura y deleite, siendo incierto de parte de ambos de parte de ambos que la luna no pertenecía la día y el sol no era dominio de la noche, por precepto de Dios todo debía estar en su lugar, así que e día decimo-octavo de su cumpleaños, Dios reunió a ambos y con solidez manifestó.
“oh, mis amados astros, como vosotros sabéis. Cada cosa tiene su orden. La luna vosotros tenéis el lugar de la noche, la dicha del entretenimiento, el gozo del querer y el espectador de lujurias de amor bajo la fúnebre oscuridad, vuestro brillo acompaña a os perdidos, y tu sol siendo el triglifo de helios e hijo de los titanes vuestro trabajo sobra recalcarlo, iluminar y dar calor a nuestras tierras que prontamente serán fértiles, siendo testigos de las primeras visitas, risas y familias, así que cada uno de ustedes tiene su hogar
Fueron sus últimas palabras antes de desaparecer entre la borrosa neblina, entonces la luna y el sol se marcharon…
La luna con el alma afligida se aferró a los sosiegos rayos de helios mientras que el con su abrazadora llama acariciaba sus demacrados cráteres. Así pasaron los milenios, la luna en la fúnebre oscuridad pintada de luto, y el sol amarillento escondido entre las blancas nubes fingiendo una mueca constante.}Entonces el sol le pidió “Dios, la luna es frágil y dócil, yo soy fuerte pero rencoroso, así que ayúdala”. Sintiendo compasión dios creo las estrellas para que la animasen y acompañasen a la luna, pero era inútil pues la luna era mujer y una mujer tiene fases…
Cuando es feliz consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.
Entonces, Dios pensó que dos almas enamoradas debían estar juntas claro sin alterar el producto, asi que cuando observes en lo alto de filamento y veas que el sol cubre a la luna es porque helio se acuesta sobre ella y comienza a amarse, es ese acto de amor al que se le dio el nombre de “eclipse.”

Achlys Vásquez

Cuando aún no había crecido el primer lirio en la amarga y seca tierra, ya se hacía en el cielo dos cuerpos celestes tan diferentes pero tan gallardos, y es que aun siendo tan divergentes hacían el perfecto finito de un eclipse que aunque fuese algo erróneo e imperfecto ambos cuerpos se amaban con locura y deleite, siendo incierto de parte de ambos de parte de ambos que la luna no pertenecía la día y el sol no era dominio de la noche, por precepto de Dios todo debía estar en su lugar, así que e día decimo-octavo de su cumpleaños, Dios reunió a ambos y con solidez manifestó.
“oh, mis amados astros, como vosotros sabéis. Cada cosa tiene su orden. La luna vosotros tenéis el lugar de la noche, la dicha del entretenimiento, el gozo del querer y el espectador de lujurias de amor bajo la fúnebre oscuridad, vuestro brillo acompaña a os perdidos, y tu sol siendo el triglifo de helios e hijo de los titanes vuestro trabajo sobra recalcarlo, iluminar y dar calor a nuestras tierras que prontamente serán fértiles, siendo testigos de las primeras visitas, risas y familias, así que cada uno de ustedes tiene su hogar”
Fueron sus últimas palabras antes de desaparecer entre la borrosa neblina, entonces la luna y el sol se marcharon…
La luna con el alma afligida se aferró a los sosiegos rayos de helios mientras que el con su abrazadora llama acariciaba sus demacrados cráteres. Así pasaron los milenios, la luna en la fúnebre oscuridad pintada de luto, y el sol amarillento escondido entre las blancas nubes fingiendo una mueca constante.}Entonces el sol le pidió “Dios, la luna es frágil y dócil, yo soy fuerte pero rencoroso, así que ayúdala”. Sintiendo compasión dios creo las estrellas para que la animasen y acompañasen a la luna, pero era inútil pues la luna era mujer y una mujer tiene fases…
Cuando es feliz consigue ser llena, pero cuando es infeliz es menguante, ni siquiera es posible apreciar su brillo.
Entonces, Dios pensó que dos almas enamoradas debían estar juntas claro sin alterar el producto, asi que cuando observes en lo alto de filamento y veas que el sol cubre a la luna es porque helio se acuesta sobre ella y comienza a amarse, es ese acto de amor al que se le dio el nombre de “eclipse.”

Achlys Vásquez

0