LA LISTA DE LA MUERTE

DEDICATORIA

Hubo tiempos en los que el cielo más azul parecía ser, los rayos penetraban mi cuerpo y la calidez de ello me llevaba a un hogar que ahora no es más que pedazos hechos letras, hubo lugares que revolucionaban el panorama y con el arrasaba el deseo de un mañana mejor de uno en el que aquellas palabra para siempre no eran tan lejana.
Por eso esto va dedicado a todos esos recuerdos barbaros donde, no podía caber el siniestro de la noche y el sueño profundo, por ello es bueno darse un sorbo de pasado cálido de vez en cuando, cuando se siente que la oscuridad ya está dentro.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas