El viejo pueblo cada vez más pobre.
las personas cada vez más viejas.
las gentes cada vez más miserables.
los cerros cada vez más poblados.
los ríos cada vez más secos.
las calles cada vez más sucias.
el valle hermoso cada vez mas
deprimente.
el cementerio cada vez más lleno.
los muertos cada vez más muertos.
la iglesia cada vez más vacía.
los hipócritas cada vez más pechoños.
los abogados cada vez más ladrones.
los doctores cada vez más ricos.
los enfermos cada vez más enfermos.
los Cosmelli cada vez menos.
los afuerinos cada vez más.
los fantasmas cada vez más solos.
los recuerdos cada vez más olvidados.
las profesoras cada vez más perdidas,
ya no les queda corazón,
cada vez más piedra.

Andrés de Lua