LA INTIMIDAD – Julieta Iallorenzi

*
Poder expresar
Lo que vos tenes
Y que solo vos sabes…
*
Lo que proteges
Con tan pocas llaves
Para tantos cofres
Dignos de mártires
Sus interiores.
*
Poder contar
Lo incontable,
El detalle más cruel
Que omitiste
De cuando de sujeto
A objeto fuiste.
Muñeca inflable de un alpiste
De disgusto fungico
Te cubriste por obedecerlo
En un intento de salvarte
Pero como tu alma no vendiste
Al peor postor
Tu muerte firmaste
Por conservar el honor.
*
Pero nadie cose a los muñecos
De los que se adueñaron
Que pincharon, que rompieron.
Ellos dicen que no los amputaron
Que ya vinieron mal hechos…
Excusa válida para tontos
Mentira de corto trayecto
Para todos los ojos
Que a mirar en detalle
Y sin chantaje
Estén dispuestos.
*
Y los suyos, bondadosos
Que sanan y liberan
Derrumbando
Las farsas de quimeras.
*
Frente a ellos
Todo tu ser
Se vuelve revelable.
-Amor de cristal
Transparente como tal-
*
Y poder abrirlo
Exponerlo
Al secreto maldito
Compartirlo
Escupirlo
Sin la arcada
Sin la vergüenza
Con la certeza
De que él
El que solo vos sabes
Que cualquier misterio
Te logra resolver.
*
Y que hasta
El pozo mas negro
Del recuerdo
Logra embellecer,
Eso es la intimidad…
*
El lujo de las almas,
Que se logran desnudar.
*

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0

Related Articles

Mi deseo es guarda cada momento. Tomar una foto y un recuerdo. Poder guardar para siempre todas esa gravaciones, esas imagenes y esas conversaciones . Que cada una de ellas me recuerde con detalle. Mi deseo es poder ver todos los momentos y todos lo recuerdos que he vivido. Pero mi temor, mi temor es que la memoria se llene, el celular expire, y yo olvide, olvide cada detalle con cada persona. Que los momentos que trato de hacer eternos, no estén para contar la historia. Cada detalle, cada foto, cada momento, se han perdido en una memoria. Aún que mi deseo halla sido guardarlos para recordar con euforia. Los momentos no se guarda ni se congelan con tecnología. Los recuerdos se viven y se plasman dentro de nuestras vidas.

0

Responses

Ir a la barra de herramientas