Una flor
una caricia bastan,
para recuperar, la vida perdida
del alma, en el corazón.
Expresada en el libro del corazón,
del alma en el corazón.
sentir el amor
besando los labios.
Los labios del corazón
removiendo la llama,
de la felicidad
intensa, del corazón.

DEDICADO: M.B