No es una luz amarilla muy potente en la cabeza
o las ecuaciones al fin bien utilizadas

no descifrar cifras
no ahí la diferencia

La diferencia está
en vivir las mismas cosas
una y otra
y otra
y otra y otra vez

y verlas pasar
por mucho tiempo

y oir como pasan
por mucho tiempo

tocar lo mismo…

Y se repite

como una novela o las lentejas

se repite
se repite
se repite

Así un sabio se hace sabio
no por voluntad propia

sino por algo
que es inevitable:

ver
la vida
pasar.

0