Yo no sé de belleza, hace mucho que deje esa idea atrás, me miro en el espejo y vislumbró rasgos intensos de un alma triste que no ha podido amar.
Dicen que nada es más bello que el amor
Ni siquiera el orgasmo que florece de dos cuerpos extasiados de placer
Ni ese beso que te afloja las rodillas y acelera el corazón
O esa caricia suave que eriza la piel
Nadie sabe cómo arde en llamas mi interior
Ni los demonios con los que batallo cada día
Me pierdo en ideas absurdas del amor
Y caigo perdida en amores que duelen como un puñal
Nadie sabe lo que esconden mis heridas
Lo que gritan mis miedos, lo que susurra mi mente
No conocen quien soy en realidad y no saben cómo duele el no haber podido amar

Nada es más bello que el amor, me repiten los enamorados.
Pero si hubieran visto tu rostro tal vez se retractarían
Nada duele tanto como la soledad
Ni siquiera el infierno en el que ardí creyendo que apagarías las llamas
Aún no he aprendido la lección
Sigo esperando mi momento
Quiero abrazar al amor como se abraza a ese sueño que ya se cumplió.
Quiero mirar mi espejo y ver belleza en lugar de fealdad
Quiero que estas piezas se completen
Que esta historia tenga un final
Que estos labios sonrían de verdad
Y que este cuerpo torpe y desdichado caiga en cama liberado de temores y rebosante de placer, que mis mejillas se sonrojen, que mis labios se hinchen y que mis pechos terminen en la boca correcta.

0