*
Exaspera como el mal siempre encuentra
A alguien que le sirva de balsa de escape
Y la balsa feliz por dar un paseo.
*
Los peces sabían que el escapaba,
Así que para distracción
A la balsa le tiraba lombrices
Y ella confundía que eran felices.
De este modo se apuraba.
*
La balsa lo ayudó a cazar peces
Y llegado el día en que
El océano estaba vacío,
Dijo que nunca escapó.
Mientras en su cuello relucían
Espinas y branquias de colección.
*
La balsa
Que de espuma rabiosa
Se rebalsaba.
Era de esas de madera endeble
Que necesitan astillar.
*
Quizá habrá sido fragmentada
Y utilizada
Para marco de un cuadro
Que cualquiera que lo toque sangre.
Así siempre comerá lombrices.
*
La balsa se hizo estaca y gritó;
¡De aquí nadie me saca!
Esta y el escapista
Fueron casi lombrices para siempre,
Si es que la eternidad puede medirse
En segundos puestos.
*
La balsa solo nadaba
Pero le dio todas las plumas posibles
Para un despegue compartido.
Seria una huida triunfal,
Mas solo era un amor unilateral.
*
Le ofrendó dos alas
Con incrustaciones
De sus lagrimas saladas
Y voló muy lejos suyo.
Se mofaba mientras huyó
En un vuelo del que no hay vuelta.
*
De esta forma la balsa se apuraba
Naufragando hacia la nada
Famélica de lombrices
Estase feliz con la salida.
*
En ese paseo sin salida
La balsa se hizo ancla
Y de allí nadie la desancla.
Una tinicla que solo dispara
Volviendo al que el gatillo jala.
Una rancla de si misma.
*
De la balsa quedó
Tan solo una tajada, muy majada,
Y naufragaba hacia la nada.
Exasperada en un océano vacío
Llegado el día.
*
Los peces lo sabían
Y por contárselo morían…
*
JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS