Juntos

No es que quede deslucido por tus
labios, o tal vez si.
¿Me quieres como tanto alardeas?
Entre mi noctámbulo gusto por pensarte
las mariposas siguen su curso
como aquel polen que derramas sobre mi esencia.
Te miro,
recostada con la espalda al desnudo entre el diáfano por la ventana.
Juegas con tu mirada,
y sé que es lasciva, pero corro el riesgo.
Me gusta sentirme en peligro.
Tu aroma y el mío se unen; mientras la luna
es testigo de nuestra pasión como animales en celo.

0

Related Articles

Responses