Junto a ellos

Ellos eran docenas,
ella solo una,
su única arma, su condena,
su dolor, su ruptura
su falta de amor.
La batalla iniciaba,
los demonios ganaban,
su fuerza se acababa
y cuando menos lo esperaba,
la chica luchó,
sus demonios se reían
porque muy bien sabían
lo que ella haría.

No los venció,
ni mucho menos,
solo los amó
como debió hacerlo.

Ahora ellos se convierten,
en ese complemento,
en ese sustento
que ella no sabía
necesitaba en cada momento.
Recuperando el aliento
cuando
la batalla se está perdiendo.

0

Related Articles

Responses

  1. a los demonios no se les ama, porque los demonios son imaginación de nuestras debilidades, a los demonios se les vence.Esas luchas internas nunca tienen final feliz, solo tiene resignación. Tu poema es bueno, pero el tema podrías haberlo desarrollado mejor, o diferente.Un abrazo.

    0
  2. Me encantó.. el juego de rimas y la temática me gustaron mucho. No soy muy entendido, pero humildemente te dejo mi critica constructiva.. en la última estrofa me distrajo un poco que tuviera 5 versos .. como que queda en el aire. O quizás esa era la idea jajaj. Saludos.

    0
Ir a la barra de herramientas