José Santamaría

Me quedé con las ganas,
de tomarme un café contigo.
Prender ese cigarrillo que tú ya no encenderías,
y contarte entre sorbos y humo como a un amigo,
como me convertí en la mujer que querías.

Como una lagartija adorable,
que aún perdiendo todas sus colas,
no se rinde y lucha implacable
ante la vida y el vaivén de sus olas.

Esa nieta que criaste,
a base de zumos,dulces y cariño.
Lecciones y documentales en resumen,
eras el mejor abuelo para un niño.

Al colegio me llevabas,
desde que me alcanza la memoria,
no te preocupes que la que en estos momentos la que a tí te falta
yo la voy a hacer historia.

Maldito paso de los años,
que con su látigo nos tortura,
nos deja las migajas del recuerdo,
nos desgasta y nos quita la envergadura.

Ahora te sientes encerrado,aunque a veces se te olvida,
y aún con el enorme amor de tus hijos te sientes sólo.
Pero no temas,porque ellos te cuidan.

Sigo pensando que te falta mi otra madre,la que se marchó demasiado pronto,
esa que nunca conocí y era seguro tu mayor tesoro.

Criaste de tus hijos como cualquier hombre de su época,pero sólo.
Llevando el pan a casa,
por ese por el que peleabas en antaño,
pues no tenías nada que llevarte a la boca cuando eras pequeño.

Esas guerras por suerte ya han pasado,
pero mayor es la que tienes en tu cabeza.
Una guerra contigo mismo,
perdiendo a veces el tiempo y su certeza.

En tu mente inquieta y llena de voluntad,
no me creo yo que ganen más de mil soldados,
ya vayan con el fuego y tú desarmado,
o se apelliden enfermedad.
Pues bien has demostrado,
que esa guerra no se vence,sino con dignidad.

Dentro de tu cordura, nunca has perdido el aliento,
otra persona desistiría,
esos que dicen que vale más una retirada a tiempo,
no conocen a un Santamaría.

Que no daría yo por en ese café darte una tregua,
entregarte patente estos momentos y hacerte ver,
que no somos nadie sin tu presencia.
Ya peleaste suficiente y demostraste lo que eras capaz de hacer.

Ejemplo de lucha y superación como pocos,
mejor patrón,
y patriarca ante todo.

Yo me quedo con eso,
y aunque no pueda en ese café hacértelo entender,
ni aunque lo pudieras recordar,
una cosa me enseñaste:
“Disfruta todo lo que puedas,es lo que te vas a llevar”

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas