Jodido café

Desearía encontrarte de nuevo,
vi algo en ti que, te juro, no creo;
pero de mi loca mente no te pierdo,
pues estás allí,
como si se tratara de un incesante cuento.

Creo que verte de nuevo,
pasar por tu lado
y solo un fugaz vistazo,
fueron mi mayor perdición
porque cada que el café veo
de un hermoso y vago recuerdo
se llena mi corazón
en todo su estupor.

Si la oportunidad tuviera,
de retroceder el tiempo
y dejar mi jodida cobardía,
hasta mi número te hubiera dado,
si me mirabas de esa manera,
justo como,
lo hace el viento a la primavera.

0

Related Articles

Responses

  1. Igual, igual, IGUAL, IGUAL, imposible. Esto no puede ser verdad, algo falla. Esto no debería estar pasando. Tal vez. Podría ser. Pero no. No, NO, NOOO. Otro meteorito nave, es decir otra nave piedra, otra roca con inteligencia extraña, otra procedencia, otro habitante de…IMPOSIBLEEE. Déjame ver esto. En esta página no, donde carajo estará…aquí. Justo debajo de mi dedo, aquí está. Capitulo 4, ella in ten ta ra, es decir simulará, ser una mujer espacial, umm, acto seguido deberás verificarlo. Bueno, veamos, a ver. Pero no. Noooooo. ImposiBLE. Veamos, acaso tienes tres dedos como de terodactilus y se mueve detrás de las cortinas, generalmente de noche a escasa luz, como con parkinson y y y cuando los niños ven, cuando ven su sombra corren, auyentados justo dentro del armario, donde está el monstruo. Acaso. Acaso tienes una cabeza grande, lo bastante grande como para no ser de este planeta. Y dime, acaso tienes la piel verde por la noche, la ves, ves esta piel verde fosforecente, verde aquaman, y por el día parece gris tierra. Acaso cuando miras tu mirada de rayo láser derrite los obstáculos, y otra cosa, para nada menos importante, acaso no caminas sino que flotas, como si fueras un fantasma. Y tienes un ojo, un solo ojo, un gran ojo que no pareciera de procedencia humana. Entonces, sólo entonces, según este libro que me han vendido no serías igual. Digo, pero nooo, noooooo, nooooooooooo, es, Es, IM Po SI ble… jaja, al menos nos reímos un rato, saludos Tanya, que andes bien y cuídate. Jairo :p

    0
  2. Um, el café platónico no tomado apunto de enfriarse al borde de la mesa, la mariposa saliendo por el ombligo, un extraño transeúnte con un arma secreta imana corazones. Umm, déjame ver, no encuentro la lupa,
    con que esas tenemos, mira vos lo que uno se viene a enterar cuando las horas de detective te atrapan por la web. Los chismes que uno puede vender a las revistas. Título: Un amor prófugo en tiempos de pandemia. Oye, si el aparato éste, digo, el medidor no funciona me avisas, porque de ser así el vendedor me estafó. Pero, no hay ninguna duda que en este enrollo hay flecha perdida. Me gusto esta sutil parte de tu poesía:
    me mirabas de esa manera,
    justo como,
    lo hace el viento a la primavera.

    0
Ir a la barra de herramientas