Je Suis l’homme, roi du monde

Jugábamos en el rio soltando unas flores,
en ese entonces eras tan hermosa
que jamás estarías sola; una sola
vez te vi llorar en tu silencio,
¿y qué paso?
que más adelante recordé intentar amarte.
Y no me cansaría de llorar contigo
ni de caerme a tu lado porque
simplemente te amo.

Juraste estar siempre a mi lado, una sola
vez me dijiste que darías la vida por amarme,
pero me ahuyentaste riendo, imitando al trueno,
como si yo no supiera lo que es estar en medio de una tormenta.
A mi me gusta el amor lleno de espinas
y me considerarás esclavo,
pero soy libre amando, muriendo vivo para siempre.

Te seguiré en el mismo camino que recorres
aun cuando dejes de recorrerlo,
porque quizás ya estás cansada,
tu traje sucio se ha roto
y nadie más quiere amarte…
yo soy todo amor, a mi no me importa si no me amas,
tú eres infinita y lo sabes,
yo te acompañaré eternamente.

Related Articles

Responses