RECUERDO

Recuerdo de aquellas tardes, tu sonrisa, la que posaba sobre mi alma muy distante a tus manos confundidas.
Recuerdo las noches frías cual viento hundía tus manos sobres las mías y se acomodaban tus hoyuelos junto a mi hombro para vivir complacido delante de rosas que admiraban nuestra ironía.
Recuerdo ese bello mar que tus ojitos miraban con el aroma de su brisa y que tus manos pintaban estrellitas cuajadas sobre rosas que te rodeaban.
Recuerdo miles de sueños contados como estrellas sobre mi cabeza, sintiendo el aroma de tus cabellos, esperando el día que te ilusionaran y que tus besos llenaran mis espacios vacíos.
Recuerdo el atardecer de barranco sentados juntos en el banco cual diseño de cielo yo palpaba.
Recuerdo el lienzo de tu cuerpo que la noche y el viento contemplaban, ellos vivían enamorados de tus ojos rasgados y enojados reclamaban que la luna te devuelva de donde las estrellas te pintaban.
Recuerdo el sol tallando tus mejillas dándole posada tus cabellos y al unirse a tu carita la noche y el día bailaban en un sin fin de belleza, mientras esperaba que seas mía para toda la vida.
Recuerdo amar tus ojos porque se perdían en un secreto que no te atrevías a contarme.
Recuerdo amar el zigzag de tus piernas largas cuando se encontraban con mis zapatos.
Recuerdo amar tu piel cuando la bruma caía en ella.
Recuerdo amar cuando hablabas porque te pensaba en silencio.
Recuerdo amarte sin pensarte y sin pensarlo porque no tenía nada que pedirte.
Recuerdo amar tus tiempos porque se escondían bajo sabanas mojadas.
Recuerdo amar tu maquillaje, porque era parte de tus noches cobijada en tu tocador.
Recuerdo amar tus flores que se acercan a tu ventana donde reposaba mi imaginación.
Recuerdo amar lo que amabas, sin saber a quién amas.
Y recuerdo…
Quizás una, dos o tres veces más, tanto como los millones de días en que no volverás.
Autor: Juan Carlos Salazar La Serna

0

Related Articles

Recuerdos

Recuerdo calles desnudas, yermas, descoloridas, bicicletas de colores, y áquellos viejos pilones que les llamaban piscinas. Recuerdo plácidas noches, junto a mi Padre, dormidos ambos,…

Responses

Ir a la barra de herramientas