Invierno, invierno…

En los días del duro invierno,
calor, calor, y alimentos,
en los días del crudo invierno,
andar lo justo, y con tiento.
Mientras dura el invierno,
buen abrigo, y trago de vino,
y a preparar el carnaval.
¿A qué no parece mal plan?
Al menos suena divertido,
seguro que otras cosas van mal,
y si no, al tiempo, espera.
No me quiero olvidar del frío,
de esa sensación de frío intenso,
ésa que anda por dentro,
que molesta, que acogota,
esa especie de frío interno.
Si hace falta, te llevo dentro,
no es para tanto, y hago la mía.
Esté yo caliente o frío,
sigo y seguiré andando,
mientras esté vivo.
Sigo y seguiré riendo,
haga lo que haga la gente,
diga lo que diga la gente,
piensen lo que piensen,
mientan o no mientan,
yo seguiré contento,
o al menos haré el intento.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas