Inocencia perdida

Inocencia perdida

Tan solo una mirada casual e indiferente
despertó en nuestros instintos carnales sensaciones,
y un roce imperceptible rayano en lo inocente
de labios temblorosos que, muy tímidamente,
llevaban el mensaje de ardientes corazones,
enmarcaron el comienzo de inéditas pasiones.

La tímida mirada y el beso tembloroso
que en notas musicales transmutan su inocencia,
acoplan nuestros cuerpos en trazos lujuriosos
de absorto pentagrama discreto y melodioso,
logrando transportarnos a ignota efervescencia
de un mundo del que nunca supimos su existencia.

Mezclados nuestros cuerpos febriles cabalgaron
sobre olas tormentosas de un mar huracanado,
y gotas de lascivia, que ardientes resbalaron
sobre almas indefensas que inermes claudicaron,
vistieron la inocencia con prendas de pecado
y el virginal atuendo quedó sacrificado.

Mis labios recorrieron tu piel de fantasía,
mis manos las colmaron tus físicos encantos,
y mientras que tu entraña tradujo en melodía
el placer doloroso que a un capullo hería,
a dúo nuestros sexos con húmedo arrebato
entonaron delirantes a la pasión un canto.

Moldearon nuestros cuerpos, felizmente irrigados
con pétalos granate brotados de tu esencia,
un lienzo con mil gamas de lujuria salpicado
en fúlgidos edenes de eróticos sembrados,
como una evocación para nuestra existencia
del día en que, felices, perdimos la inocencia.

Web del autor: Pedro Pablo Pachón

__________________________________________________________________________________________________

0

Related Articles

INSINUÁNDONOS

Amándonos…Descubriéndonos… Insinuándonos… En cada rincón de nuestro privado universo …Nosotros… Entregados en cuerpo y alma A nuestro Sacro ritual Nuestras manos… Nuestros labios… …Consagrados instrumentos…

Responses

Ir a la barra de herramientas