Cuanto más descubro más me cubro,
Entre los escombros la inocencia
Erase lo único para rescatar,
Pero ella era tan ilusa,
Titilaba de luces para hacerse notar
-Casi como un pedido de ayuda en código morse-
Pensando que quien la encuentre la iba a salvar
Concibiendo a los demás desde sus ojos;
No creía posible que hubiesen corazones de carbón,
Que cuando encontrasen pureza quisiesen derrumbarla,
Y como un alud su presencia hizo;
El derrumbe el cataclismo.
Es que la inocencia se nutre de espejismos
Utópicos de un mundo no toxico
Y del peor modo terminamos de entender
Que mientras algunos ensanchan su sonrisa
Otros afilan los dientes
Para mostrar una faceta complaciente
Para que nadie sepa lo que realmente tienen en mente
Unos colmillos de empatía carente
Simulan hasta cumplir su objetivo
Y yace como un bloque inanimado
Y reposa como un escombro frío
El corazón mio
Entre virtudes incompatibles
Para el rumbo de este mundo…
Y seremos la leña del fuego de algún inmundo,
Y arderemos con un brillo agatizado,
Es que la inocencia no tolera lo malvado
Y paradojicamente el mal se alimenta de ella.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0