Indiferencia

No me importa si toso sin cubrirme la boca
No importa si voy a fiestas y obtengo el parásito
si contagio a los demás nadie sabrá que yo fui quien
les paso el covid 19 y ocasiono su muerte.

Así lamentablemente piensan muchos en mi país, México
somos tan inhumanos como nazis metiendo judíos a las cámaras de gas.
Auschwitz volvió de forma sigilosa.

Gente peor que Stalin, Mao, Hitler, Hussein o Pinochet.
El siglo XXI supero al siglo XX en un proceso dialectico, ahora
ser malo es casi un requisito para triunfar, y las redes sociales solo
perdonan nuestra mediocridad como humanos.

+3

Related Articles

Caída

Una imagen difuminada, algo de mentira, de mucha realidad, con algo de razón Se imaginaba la vida con tanta incertidumbre. No importa la edad, no…

Responses