Hoy puedo volver a decir que me siento muy infeliz, como no me sentía hace ya alrededor de dos años, la tristeza y la incertidumbre se apoderan de mi cuerpo, sin saber que decir, que hacer, donde buscar, en fin, me siento muerto por dentro. Mis pensamientos no tienen sentido, solo recuerdo lo feliz que era con esa persona, que a parte de no ser perfecta, yo no le encontraba defectos. No hay nada más duro q ver como un amor se apaga de un día para otro y es aun más duro no ver ninguna esperanza de que renazca. No sé definir cuál es el problema que nos quiebra y por lo tanto no es posible encontrar una solución, la única solución que mi mente genera es soñar que todo vuela a ser como antes, pero los sueños, sueños son, y como sueños reflejan los deseos imposibles de una persona. Ver aquello que amas como se aleja rápidamente y con el se lleva el amor que por ti sentía, o no, no lo sé, a lo mejor me equivoco y soy yo el que lo aleja de mi. En resumen, mi felicidad se apaga y se aproximan largas noches de dolor interminables hasta que despierte de esta pesadilla, la única esperanza que tengo es que todo sea idea mía ,producto de mi imaginación que por la distancia hace cosas inimaginables.