Imagino que estás
imagino tus dedos,
tu mano inmensa, imagino tu rostro,
mirada en otra parte,
y tus sensaciones conmigo.

Te imagino a ti,
y todo es felicidad
te imagino y algo cambia a mi alrededor,
te imagino en el café,
tu silueta y andar apresurado,
pensando que el mundo sin tí es nada.

Te imagino en mi cama,
llenando este espacio vacío,
imagino cosas que ni esté poema,
se puede imaginar, pareces tan real,
y eso es lo bello, de imaginar.