II

No le es dulce sentir el amargo olvido,
por culpa de la nostalgia,
dice que las lágrimas van descalzas
tocando sus mejillas.

El placer es escarcha y fuego
se escucha en su pecho afligido
un trepidar de emociones grises,
una algarada a veces humana.

Es por un invierno compasivo
que aquieta el fuego del entrepecho.
estremece la herida cruel,
y tiñe con holgura un triste recuerdo.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas