Es madrugada y quisiera reciclar
un poco de cariño, un poco de piel,
tal vez camino
Quisiera poder contradecir al reloj
que me sanciona y me roba
horas de vida (…)

Extraño el calor que te convierte
en abrigo inigualable a ti mujer
en acero dibujado
en los gritos del mar…

Añoro la paz que se siente
cuando la vida te llueve esperanzas en el brazo.