Vives sólo en lo que digo,
Catarata inexistente,
Sos deseo en los mendigos,
Me ilusionas de repente.

Te vi en mis sueños, hogar,
Eras como el mar profundo,
Azul como el de los nobles,
Cara de un lugar seguro,

Tu virtud adentro sufre,
Con pilares derrumbados,
Fue de triste gris pintado,
Falso anhelo de un bien tácito.

Eres más que el fin estético,
Que acompaña mis deseos,
Ya no sé si me haces falta,
Sólo sé que no te encuentro.

Existencia intermitente,
No te tengo ni te roso,
mas te quiero conocer,
Conocer tu calidez,
Entender si eres seguro,
Aunque mientan mis recuerdos.
Me confunden, te lo juro.

Llega amigo de concreto,
De madera o cartón,
Vale más como te llamen,
Que la piel de tu cajón.

Por favor palabra hogar,
No te escondas de mi boca,
Que se enreda y se alborota
Al saber que tú no estás.

De tanto llamar hogar,
He colgado tu sentido,
Matando así lo buscado,
Olvidando lo perdido.

Sólo espero encontrarte,
Y perderme en tu cariño,
Dormir juntos yo contigo
No me sueltes hogar mío.

EXPLICACIÓN TÉCNICA.
Poema escrito en versos de 8 Sílabas Métricas cada uno, usa la ley de acentos finales, además se vale de recurso y licencias poéticas tales como la sinalefa y la sinéresis. Posee rimas consonantes y asonantes, aunque en su mayoría está compuesto por versos libres.