HEDONISMO – Julieta Iallorenzi

A veces el placer propio es el dolor de otros.

Que tu hedonismo no sea un receptáculo de sufrimiento

No dejes polleras ensangrentadas en un descampado

Al ritmo que se desangran

Tu te manchas del vino sagrado

O tu propio dolor será el placer de otros

Y no tendrás ni piernas ni vino ni tiempo en reposo

Del karma no se escapa aireoso.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0

Related Articles

Responses