Hablar de Amor es una paradoja
recitada por senil poema,
es un retazo de la piel sin boca,
una tirante y floja estratagema.

Hablar de Amor es respirar sin aire
en las típicas ficciones del encanto
donde se viste con humo y con donaire
el esqueleto de la flor y el llanto.

0